Guardando recuerdos del embarazo y del bebé

Algo que encanta a mis dos hijos mayores (el pequeño todavía no se entera) es que leamos juntos sus libros de recuerdos de cuando eran bebés.

Cuando estaba embarazada del mayor compré el típico libro del embarazo para guardar para siempre ese momento, escribir mis pensamientos, pegar fotos…

La elección del libro perfecto me llevó mucho tiempo, no encontraba ninguno que tuviese todo lo que yo quería, pero al final encontré uno que era perfecto.

En el libro conservo las ecografías, las cartas a mi bebé, fotos del embarazo, etc. además, abarca todo el primer año de vida del niño y fui anotando todos sus logros, los acontecimientos importantes, también pegué la tarjetita con su nombre de la cuna del hospital, un mechón de su primer corte de pelo y muchas otras cosas. Escribía y anotaba todo lo que me parecía bonito de recordar.

Los tres tienen su libro y  a mi también me encanta leerlos. Me transporta de nuevo a ese momento.

Por eso, si estás embarazada, te recomiendo que te hagas con uno y saques un ratito de tu tiempo para rellenarlo. O si eres más manitas y creativa, ¡puedes hacerlo tu misma! He visto algunos hechos a mano que son preciosos.

Otra de las cosas que hice, aunque confieso que solo con el mayor, fue un cuadro en el que enmarqué la primera ropita que usó, el gorrito, unos patucos, la pulsera del hospital y algunas fotos.

Además, conservo la pinza del cordón umbilical, el primer chupete, el primer biberón, el dou-dou, sus dientes de leche,… en una caja bonita.

Me parece un recuerdo muy bonito y me encanta que a ellos les guste verlo y que les cuente cosas de cuando eran pequeños.

Al estar en Alemania, la búsqueda de el libro ideal para Anuar y Aisha se me complicó. El de Anuar sí lo compré aquí pero como no me convence que esté en alemán, el de Aisha se lo regaló mi hermana que, como me conoce, encontró uno que es perfecto.

El otro día mirando por internet vi que la marca Busquets tiene muchos y son bien completos. Si los hubiese visto antes, seguramente me hubiese decantado por uno de ellos ya que es una marca de confianza con artículos de muy buena calidad.

Yo soy un poco friky de los artículos de papelería y en mi casa siempre han habido artículos de Busquets. De hecho, prácticamente todos mis regalos de comunión fueron artículos de la marca. Lástima no tener una foto porqué ¡la colección era preciosa! Me regalaron una mochila, libretas de varios tamaños, bolígrafos, carpetas, el típico diario de secretos, el libro de firmas, el álbum de fotos… Bueno, a lo que iba que me salgo del tema! Os dejo unas imágenes de los libros del bebé.

Siguiendo la misma línea de los recuerdos, he visto que tienen libros de amigos. Es otra forma de guardar un bonito recuerdo de los amigos de los niños. Aquí en Alemania es muy común que los niños tengan, al menos dos de ellos, uno de los amigos de la guardería y otro de los de la primaria.

Tienen espacio para que cada amiguito escriba sus datos, pegue una foto o haga un dibujo, ponga sus aficiones… es otra cosa que seguro les gusta recordar de más mayores.

Y tú, ¿Tienes algún libro o caja de recuerdos?

Deja un comentario, me pondré muy contenta!