Baby Led Weaning: Cuándo empezar y reglas

Como ya te conté en este post, al igual que con el tercero, con la niña hemos iniciado la alimentación complementaria con el método Baby Led Weaning (BLW) por lo que no toma papillas ni purés.

Al publicar en instagram los videos de la niña comiendo sólidos de todo tipo, recibo muchas preguntas del tipo ¿después le das su puré?, ¿Qué alimento le doy primero?, ¿Cómo se que es el momento de comenzar?… en este post intentaré resolver algunas dudas.

Según la Asociación Española de Pediatría (AEP), la Academia Americana de Pediatría (AAP), la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la mayoría de organizaciones relacionadas con la alimentación y la infancia, el bebé debe tomar exclusivamente leche (materna o fórmula) hasta los 6 meses.

Pero ¿está tú bebé de 6 meses preparado?

Dado que cada bebé es único y distinto, puede darse el caso que tu bebé de signos de estar preparado para la alimentación complementaria un poco antes de los 6 meses o por el contrario, haya que esperar un poco más

Los signos que nos indican qué el bebé esta listo son los siguientes:

1. Se mantiene sentado estable sin ayuda

Nunca deberíamos dar de comer a un bebé recostado por el riesgo de asfixia y atragantamiento. Es imprescindible que el bebé se sostenga erguido para que, en el caso de atragantamiento, pueda expulsar el trozo ya que suelen impulsarse hacia delante para ayudarse. Un bebé que no se mantiene y se queda ladeado en la trona o se va escurriendo hacia abajo, es imposible que haga el gesto y podría ser muy peligroso. Seguir leyendo

Beneficios e inconvenientes del Baby Led Weaning

Como te conté en el último post sobre BLW, este método consiste en que comas con tu bebé (al mismo tiempo, en la misma mesa y compartiendo la misma comida). No hay necesidad de preparar papillas o purés, el bebé simplemente se alimenta explorando y disfrutando de comidas saludables en familia. El Baby Led Weaning hace que la introducción de los alimentos sólidos sea más fácil y agradable para toda la familia y anima al bebé a sentirse seguro y feliz a la hora de comer y a disfrutar de una buena comida nutritiva a medida que crece.

Las ventajas

Es agradable

Comer debe ser placentero para todos (adultos y bebés por igual). Tener un papel activo en las comidas y el control de lo que se debe comer, cuánto comer y qué tan rápido se puede comer hace que comer sea más placentero; de lo contrario puede hacer que las comidas sean un momento de tensión. Con el BLW, los bebés esperan con impaciencia el momento de la comida, disfrutan aprendiendo sobre los diferentes alimentos y haciendo cosas por sí mismos. Las experiencias tempranas de comidas felices y sin estrés son más propensas a darle al niño una actitud saludable hacia la comida para toda la vida.

Es natural

Los bebés están programados para experimentar y explorar, así es como aprenden. Usan las manos y la boca para descubrir todo tipo de objetos, incluyendo comida. Con el Baby Led Weaning, un bebé puede explorar la comida a su propio ritmo y seguir sus instintos para comer cuando esté listo, como cualquier animalito.

Aprender sobre la alimentación

Los bebés que practican BLW aprenden la apariencia, el olor, el sabor y la textura de los diferentes alimentos.  Con el BLW los bebés pueden descubrir los diferentes sabores y empezar a reconocer los alimentos que les gustan. En cambio, con la alimentación con cuchara, todos los sabores se unifican en uno que, además, se repite prácticamente cada día. Seguir leyendo

Iniciando la alimentación complementaria: ¿Qué es el BLW?

Seguramente has visto en muchas páginas de maternidad, foros, grupos de facebook… incluso a mi misma en instagram, hacer referencia al llamado BLW. Pero…

¿Qué es el BLW?

BLW son las siglas de Baby Led Weaning, cuya traducción literal del inglés es “Destete guiado por el bebé”. Y te preguntarás: ¿entonces me estás diciendo que ya hay que destetar al bebé? Noooo… El BLW consiste en la introducción gradual de la alimentación complementaria.

Sabemos que el bebé es lactante hasta los 2 años y que hasta el año de vida, la leche (ya sea materna o biberón) es su principal fuente de alimento. Eso significa que la comida, COMPLEMENTA a la leche. Recalco que complementa, porqué hay mucho pediatra que, sin mucha idea de nutrición (sí, los pediatras no saben de nutrición a menos que lo hayan estudiado por su cuenta), recomiendan ir reduciendo las tomas de lecha y sustituyéndolas por comida o papillas. Sobretodo si el bebé anda un poco justito de peso.

Volviendo al tema que ocupa hoy, el Baby Led Weaning consiste en introducir los nuevos alimentos  a la dieta del bebé de una forma natural, a demanda, dejando que sea él quien decida si quiere o no tomar ese alimento y, además, se lleva a cabo sin papillas ni purés. Seguir leyendo

BLW: Iniciando la alimentación complementaria a demanda

El Bebé ya se ha iniciado en la alimentación complementaria. Los que me seguís en Instagram sabéis que aplicamos el método Baby Led Weaning (BLW) que consiste en introducir los nuevos alimentos sin triturar y el bebé decide que quiere comer y la cantidad (se autorregula). El Bebé se sienta a la mesa con nosotros (si no está dormido) y come los mismos alimentos que el resto de la familia.

12501919_1011578312241696_127257704_n(1)Obviamente, aunque no tome papillas ni purés, sigue siendo un bebé y hay que tener algunas cosas en cuenta como por ejemplo no añadir sal ni azúcar a su comida. Para ello, basta con apartar su ración antes de condimentar. Este método “obliga” a que el resto de la familia comamos más saludable.

El BLW no significa que al cumplir los 6 meses vayamos a darle un trozo de algo al niño y que se espabile ¡No!

 

Primero hay que asegurarse que cumple una serie de requisitos para garantizar su seguridad. Las pautas que nos dan los pediatras de introducir la alimentación complementaria a los 6 meses es orientativa en el caso del BLW. Hay bebés que están listos antes de cumplir los 6 meses y otros que lo estarán a los 7, 8, 9… cada bebé es único y lleva sus ritmos.

Antes de comenzar, debemos asegurarnos que:

  • Se mantiene sentado erguido. Esto evita atragantamientos, ya que si un trozo se le va para dentro, es capaz de moverse para ayudarse a sacarlo. También es signo de que su musculatura a nivel digestivo ha madurado y tiene capacidad de masticar (aún sin tener dientes) y tragar.
  • Ha desaparecido el reflejo de extrusión. Es un mecanismo que tienen los bebés para evitar atragantarse: expulsan con la lengua todo lo que se le intenta meter en la boca.
  • Muestra interés por los alimentos que tomamos nosotros.

Seguir leyendo