El relato de mi falso parto

Si me sigues por las redes sociales o has leído el post sobre los pródromos de parto, sabrás que llevo ya tres semanas con ellos y que he estado ingresada, esto último es lo que te quiero contar.

El martes pasado tuve visita en el ginecólogo y me dijo que la niña ya está muy abajo, preparada para salir y que tenía unos 3cm de dilatación. Hasta ahí bien, pero ya al ir a marcharme, hizo saltar todas nuestras alarmas (ese día pudo venir el papi a acompañarme).

Me dijo: “Prestad atención a lo que os voy a decir. Si rompes aguas, te tumbas y llamas a la ambulancia porqué va a ser un parto precipitado y han de desplazarte acostada, y si tienes contracciones que apuntan a parto, os vais deprisa al hospital”.

¡Imagínate como nos quedamos!

Nos contó que la niña está muy abajo pero no se ha encajado porqué hay bastante líquido y eso le hace como un cojín que evita que meta la cabeza en el canal de parto. Pero que a la que se rompa la bolsa, va a entrar rápidamente en el canal y al ser un cuarto parto y con mis antecedentes de partos rápidos iba a ser precipitado.

Salimos de la consulta muy asustados, el papi iba blanco, teníamos casi 1 hora de camino hasta llegar a casa ¿Y si se rompe con el meneo del tren? ¿Y si camino más de la cuenta y se rompe? ¿y si con una contracción se rompe?… Esto es lo que pasaba por nuestras cabezas.

Pasé la noche muy nerviosa, sin apenas moverme en la cama por si rompía aguas (se que se puede romper sin moverte, pero por si acaso). El miércoles tenía bastantes contracciones, no eran fuertes ni rítmicas pero no podía evitar ponerme nerviosa y en alerta cada vez que venía una. Además había manchado un poco y me hizo pensar que quizá estaba dilatando más.

Así que decidí ir al hospital y tener al menos una segunda opinión por si era distinta y me dejaba más tranquila.

Al llegar, iniciaron el protocolo de parto por las contracciones por lo que me hicieron un control de monitores. Como he dicho, las contracciones las notaba suaves y no eran rítmicas, pero para mi sorpresa eran cada 5-6 minutos y de buena intensidad (50-60 mmHg). Las catalogaron de primera fase de parto que es la fase de dilatación. La matrona me hizo un tacto y dilatación era de unos 3-4 centímetros, pero al estar realizada por una persona distinta, no se podía comparar con la medición de mi ginecólogo para saber si había avanzado.

Y aquí fue cuando me dieron el mismo diagnóstico que mi ginecólogo: riesgo de parto precipitado. Me dijeron que me fuese a casa a esperar allí y que volviese en tres horas, pero al decirle que no tenemos coche y debíamos ir en el autobús y tren, directamente me tramitaron el ingreso. Nadie se hacía responsable de enviarme a casa en transporte público y menos sola, porqué papi se había quedado en casa con los niños (básicamente por Anuar) hasta saber qué me decían.

La jefa de matronas estuvo conmigo en monitores repasando mi historial clínico y realizando un informe sobre mis anteriores partos. Le entregué mi plan de parto y se reunieron las matronas del turno de tarde y la ginecóloga para leerlo y comentar lo que fuese necesario conmigo.

Como solicité que no me pusieran vía si no era imprescindible, me hicieron una analítica normal para el tema de coagulación por si había que usar anestesia o algún medicamento. ¡Qué contenta estaba!

Como marca el protocolo de parto, me hicieron una ecografía  para tener los datos lo más actualizados posibles. La niña está perfecta, pesa entre 2’900 y 3 kilos y como dijo mi ginecólogo, tiene bastante líquido amiótico bajo la cabeza y por eso no se puede encajar. Seguir leyendo

Aquí sigo

WP_20150305_001¡Hoy traigo buenas noticias! De momento, llevo 24 horas sin sangrar ¡Bien!

El desayuno de hoy estupendo, el café a la alemana pero se podía tomar.

La parte mala, el resto del día… He pasado una noche fatal.

A eso de las 2:00 ingresaron a un nueva compañera y se lio a colocar cosas en el armario dando porrazos. Y luego cama arriba, cama abajo. Pero el colmo es que se fue a dormir con su lamparita ¡encendida!

He dormido toda la noche del lado izquierdo porqué si me daba la vuelta me daba la luz en la cara… y va y le suena el móvil a toda pastilla a las 6:00. Ya no me pude dormir más. Seguir leyendo

Ya llevo 5 días de ingreso

InstagramCapture_a89fc4f6-d4fa-4140-9ea8-818efeb94a1eLo dicho,  ya llevo cinco días aquí pero dentro de lo que cabe no se está mal. Así que me lo tomo con buen humor ahora que se lo que pasa. A parte que está haciendo muy buen tiempo y eso ayuda.

Esta mañana he vuelto a tener hilitos de sangre pero a lo largo del día no han habido más ¡Bien!

La misma rutina mañanera: a las 7:00 control de enfermería (tensión, temperatura, pinchazo y pastillas), luego el desayuno y al rato visita de la doctora. Hoy no ha venido el gine, así que no he podido preguntar cuanto tiempo tenía que estar aquí. Seguir leyendo

Otro día más en la Krankenhaus

WP_20150302_11_37_43_ProEsta mañana he vuelto a manchar así que inyección, pastillas y a la cama…

Desde el viernes estábamos sin saber que ocurre, hoy por fin a venido el ginecólogo jefe y… ¡habla español!

Así que por fin sabemos cual es el problema: tengo la placenta baja y El Bebé con los cabezazos la hace sangrar, así que tengo que reposar para que la placenta suba.

Esta tarde me han venido a ver mis kinder ¡Qué contenta estoy! El Segundo nada más entrar me ha dicho su nombre y el de su hermano. Pobrecito, pensaría que me había olvidado de ellos.

Por fin puedo hablar con alguien, hay una enfermera española muy maja y de rato en rato viene a ver como estoy.

Hoy se han esmerado más en la comida, vino la nutricionista y estaba bueno. Lo único la plasta de la izquierda que es col avinagrada y estaba malísima.

Seguimos aquí….

Phototastic-03_03_2015_38563d0f-d7f5-4af4-900f-bc7e9c195e7dHoy pensábamos que nos íbamos a casa porqué el viernes la doctora me dijo que una par de días pero no… prefieren que me vea mañana el ginecólogo jefe.

Por lo tanto otro pinchazo y más pastillas. Qué por cierto están dulces y a El Bebé le gustan porqué se lía a dar volteretas.

Me han levantado el reposo así que me he dado una ducha y… ¡Ha vuelto la sangre! Así que a la cama otra vez.

Segundo día hospitalizada

mi suiteHoy sigo bien. Esta mañana me han traído pastillas de magnesio para todo el día así que no me voy y me han puesto una inyección.

El Gran Jefe ha venido a verme y a traerme cuatro cosillas y comida para la noche que aquí se pasa mucho hambre… La cena consiste en dos rebanadas de pan con queso, un yogur y una infusión.

Sigo sin poderme levantar de la cama y encima le han dado el alta a las otras chicas y me quedo sola…

Nino, nino… Me voy al hospital

WP_20150227_15_59_31_Pro Este mediodía al ir al baño… ¡Horror! ¡Sangre!

Estuve llamando a el Gran Jefe durante media hora pero no cogía, justo hoy se le ocurrió quitar la vibración del móvil. Así que viendo que no lo localizaba, llamé a su tio que trabaja enfrente de casa y vino enseguida. Llamó a la ambulancia y aquí estoy.

Por suerte la doctora chapurrea español y le he podido explicar. Me ha hecho una eco y todo está bien, así que hay que ver de donde viene la sangre.

Me dejan ingresada y a esperar. Por el momento no he sangrado más.

Me trajeron la merienda a las 4:30h, merienda digo.. ¡Ilusa de mi! ¡Eso era la cena! Menos mal que ha vuelto el Gran Jefe a traerme las cosas y me ha comprado un bocata y zumo.