Beneficios e inconvenientes del Baby Led Weaning

Como te conté en el último post sobre BLW, este método consiste en que comas con tu bebé (al mismo tiempo, en la misma mesa y compartiendo la misma comida). No hay necesidad de preparar papillas o purés, el bebé simplemente se alimenta explorando y disfrutando de comidas saludables en familia. El Baby Led Weaning hace que la introducción de los alimentos sólidos sea más fácil y agradable para toda la familia y anima al bebé a sentirse seguro y feliz a la hora de comer y a disfrutar de una buena comida nutritiva a medida que crece.

Las ventajas

Es agradable

Comer debe ser placentero para todos (adultos y bebés por igual). Tener un papel activo en las comidas y el control de lo que se debe comer, cuánto comer y qué tan rápido se puede comer hace que comer sea más placentero; de lo contrario puede hacer que las comidas sean un momento de tensión. Con el BLW, los bebés esperan con impaciencia el momento de la comida, disfrutan aprendiendo sobre los diferentes alimentos y haciendo cosas por sí mismos. Las experiencias tempranas de comidas felices y sin estrés son más propensas a darle al niño una actitud saludable hacia la comida para toda la vida.

Es natural

Los bebés están programados para experimentar y explorar, así es como aprenden. Usan las manos y la boca para descubrir todo tipo de objetos, incluyendo comida. Con el Baby Led Weaning, un bebé puede explorar la comida a su propio ritmo y seguir sus instintos para comer cuando esté listo, como cualquier animalito.

Aprender sobre la alimentación

Los bebés que practican BLW aprenden la apariencia, el olor, el sabor y la textura de los diferentes alimentos.  Con el BLW los bebés pueden descubrir los diferentes sabores y empezar a reconocer los alimentos que les gustan. En cambio, con la alimentación con cuchara, todos los sabores se unifican en uno que, además, se repite prácticamente cada día.

Aprender sobre su mundo

Prácticamente todo lo que los bebés pueden aprender de los mejores (y más caros) juguetes educativos se pueden aprenderlo manipulando alimentos. Por ejemplo, descubren cómo sujetar algo suave sin aplastarlo o algo resbaladizo sin dejarlo caer. También aprenden conceptos como menos y más, tamaño, forma, peso y textura. Y, debido a que todos sus sentidos (vista, tacto, oído, olfato y gusto) están involucrados, tienen una mejor comprensión del mundo que les rodea.

Alcanzar el potencial

Alimentarse por sí mismos permite a los bebés practicar aspectos importantes de su desarrollo en cada comida. Usar los dedos para llevar comida a la boca significa que pueden practicar la coordinación mano-ojo; agarrar alimentos de diferentes tamaños y texturas varias veces al día mejora su destreza. Esto puede ayudar con las habilidades de escritura y dibujo más tarde. Y al masticar los alimentos (en lugar de simplemente tragar purés) desarrolla los músculos faciales que se necesitarán a medida que aprenden a hablar.

Ganan confianza

Permitir que los bebés hagan cosas por sí mismos no sólo les permite aprender, sino que también les da confianza en sus propias habilidades. Cuando un bebé coge algo y se lo lleva a la boca, recibe una recompensa casi instantánea en forma de un sabor o textura interesante. Esto le enseña que es capaz de hacer que sucedan cosas buenas, lo que a su vez ayuda a fortalecer su confianza y autoestima. A medida que su experiencia con los alimentos crece, y descubre lo que es comestible y lo que no, y qué esperar de cada tipo de alimento, aprende a confiar en su propio juicio.

Alimentos confiables

Cuando a los bebés se les permite usar sus instintos para decidir qué comer y qué dejar, rara vez muestran rechazo al momento de la comida como ocurre a veces con otros bebés y niños pequeños. Permitirle rechazar un alimento que siente que no necesita o que no le gusta, repercute en que el bebé esté más dispuesto a probar nuevos alimentos porque sabe que se le permitirá decidir si lo come o no.

Formar parte de las comidas familiares

Con el BLW los bebés son incluidos en las comidas familiares desde el principio, comiendo la misma comida y participando en el tiempo social. Esto es divertido para el bebé y le permite copiar el comportamiento a la hora de comer, para que naturalmente se mueva a usar utensilios, y adoptar los modales de la mesa. Los bebés pueden empezar a aprender acerca de cómo se comen los diferentes alimentos, cómo compartir, cómo esperar su turno y cómo entablar conversación. Compartir las comidas tiene un impacto positivo en las relaciones familiares, las habilidades sociales, el desarrollo del lenguaje y la alimentación saludable.

Salud a largo plazo

Con el BLW, debido a que la alimentación con leche se reduce muy gradualmente, los bebés que son amamantados tienen más probabilidades de continuar recibiendo una buena ingesta de leche materna durante más tiempo. La lactancia materna proporciona no sólo un equilibrio perfecto de nutrientes, sino también protección, tanto para los niños como para sus madres, contra muchas enfermedades graves.

No hay necesidad de juegos o trucos

Muchos padres que le dan de comer con cuchara a su bebé tienen que idear maneras de persuadir al bebé para que acepte alimentos diferentes. Debido a que el Baby Led Weaning respeta las decisiones de los bebés sobre qué comer (o no comer) y cuándo dejar de comer, la necesidad de persuadir no surge. Esto significa que no hay necesidad de juegos elaborados que incluyan ruidos de trenes y aviones para intentar engañar a un bebé para que acepte alimentos que no quiere. Y no hay necesidad de engañar a los niños pequeños para que coman de manera saludable convirtiendo los alimentos en formas especiales (como caritas sonrientes) o “escondiendo” verduras.

¿Hay alguna desventaja?

¡Por supuesto que sí! Aunque a mi parecer, tiene muchas más ventajas que inconvenientes.

El desorden

Todos los bebés necesitan aprender a alimentarse por sí mismos en algún momento, y eso implicará algo de desorden. Pero con el BLW el desorden llega antes de lo que sería de otro modo. La buena noticia es que este periodo, para muchos bebés, es bastante corto debido a que el bebé tiene la oportunidad de practicar varias veces al día y rápidamente lo domina. Hay muchas maneras de prepararse para el desorden y, de todos modos, la alimentación con cuchara también puede ser bastante complicada.

Las preocupaciones de otras personas

Enfrentarse a los temores y dudas de familiares y amigos no es una desventaja, pero puede ser un problema con el BLW. Muchas personas no saben acerca de este método de introducción de sólidos, o entienden cómo funciona y pueden ser escépticos o preocuparse por ello, ¡hasta que lo vean en acción!

Recuerda compartir si te ha gustado y dejarme un comentario si tienes algo que añadir 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *