Cómo aplicar el método Montessori en casa

María Montessori fue una pedagoga, psicóloga, educadora y maestra que creó una filosofía y un método educativo que es aplicado por millones de personas en todo el mundo.

Esta metodología se basa principalmente en el respeto al niño y en la confianza en sus habilidades. Es decir, se trata de observar al niño y crear el entorno adecuado para que él pueda desarrollar su potencial.

Hay muchas personas que se forman durante mucho tiempo para aplicar este método con los niños. Yo lo descubrí en la carrera de magisterio de la mano de María Canals, una matemática catalana que desarrolló un método de renovación pedagógica siguiendo el método Montessori.

Hoy voy a contarte una serie de actividades que puedes desarrollar en casa para fomentar el aprendizaje y la autonomía de tu hijo según la pedagogía Montsessori.

Rincones de juego

En casa podemos habilitar espacios para que el niño tenga, por ejemplo, una zona de juego con sus juguetes, otra de lectura con cuentos y otra donde pueda manipular y pintar.

Cuando el niño se ponga ha hacer alguna actividad, es importante que le orientemos para que acabe esa actividad y recoja el material antes de comenzar la siguiente. Recalcar que las cosas deben estar al alcance de su mano para que él mismo pueda elegir y gestionarse.

Rincón de juego Montessori

Estimular los sentidos

Debemos familiarizar a los niños con diferentes formas, texturas y tamaños. Por ejemplo, podemos proporcionarles juguetes que sean de tela o de materiales naturales como la madera, porqué este tipo de materiales despiertan sus sentidos y le transmiten información sobre el peso, el tamaño… En la metodología Montessori se usa muy poco el plástico porqué es un material que aporta poca información a los niños.

Cesta de los tesoros

Aprovechar los periodos sensibles

Los niños tienen la capacidad de aprender casi sin ningún esfuerzo. Por ejemplo, hasta los tres años tienen una fuerte tendencia al orden, si aprovechamos este periodo sensible para enseñarles a recoger sus juguetes y rutinas para que ellos ordenen sus cosas, lo asimilarán sin problemas.

Fomentar la autonomía personal

Fomentar la autonomía personal es uno de los pilares del método Montessori. Para que el niño pueda colaborar en las tareas de casa y adquirir autonomía, debemos adaptar el entorno para que pueda lograrlo.

Por ejemplo, podemos tener los vasos a su altura para que ellos solos puedan beber si tienen sed. En la guardería de Anuar tienen unas jarritas de agua y ellos mismos se sirven ¡y no la derraman!. Lo mismo ocurre con la ropa, los libros… si están a su alcance, no necesitaran la ayuda de los adultos para desarrollar las actividades.

Tenemos que involucrar a los niños en las rutinas y día a día de la casa. Nos pueden ayudar a preparar una receta, a ordenar la casa o a cuidar las plantas. Es importante que para que ellos puedan ayudarnos en estas tareas, les proporcionemos utensilios adaptados y te sorprenderás de lo bien que lo hacen y del empeño que ponen para conseguir hacerlas.

Utensilios de cocina

Fomentar la confianza

Debemos fomentar la confianza en nuestros hijos  para que ganen más autonomía y tengan una buena autoestima. Para ello es necesario que confíen en sí mismos y debemos alabar sus logros y hacer un refuerzo positivo.

Si quieres saber más sobre la filosofía Montessori y como aplicarla en casa con tus hijos, no dejes de leerme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *