Cómo organizar una mudanza en familia

Recibo muchos mensajes preguntando como hicimos la mudanza a Alemania, qué empresa contratamos y ya va siendo hora de recopilarlo todo en un post.

Te pongo en situación, nuestro piso en España lo teníamos alquilado con muebles por lo que en ese aspecto fue sencillo ya que solamente teníamos que trasladar ropa, juguetes, libros y demás enseres personales.

No obstante, en Alemania habíamos alquilado un apartamento temporal mientras buscábamos una vivienda acorde a nuestras necesidades y todavía no podíamos traer nuestras cosas. Nos vinimos con dos maletas, como si nos fuésemos de vacaciones y, una vez aquí, compramos algo más de ropa y algunos juguetes pequeños para los niños.

Por ese motivo nos resultó muy útil contratar un servicio de mudanzas y guardamuebles.

Así que empacamos todas nuestras cosas y las dejamos almacenadas en un guardamuebles por dos meses, que es lo que tardamos en encontrar una casa. Luego, simplemente solicitamos que nos lo trajeran todo y en una semana estaba aquí.

Los precios de mudanzas dependen, en gran medida, de a dónde te quieras mudar y de todo lo que quieras trasladar. No es lo mismo llevarse la casa entera con muebles y electrodomésticos, que 20 cajas como fue nuestro caso.

Mi recomendación es que hagas una comparativa de mudanzas precios para ver pros y contras de cada empresa y acertar en la elección.

Lo que sí debes valorar es el gran trabajo que te quitan las empresas de mudanzas ya que tienes la opción de contratar más servicios como el de desmontar o montar los muebles, empaquetar cuidadosamente las cosas, incluso ofrecen servicios de limpieza profesional.

Una mudanza, ya de por sí es muy estresante, y la cosa se complica si hay niños. En ese caso, toda ayuda es bienvenida y a veces compensa invertir en una empresa de mudanzas con tal de ahorrarte trabajo y dolores de cabeza.

mudarse con niños

Dicho esto, voy a darte algunos tips que nos han ayudado en nuestras mudanzas en familia y es que, antes de venirnos a Alemania, nos habíamos trasladado de casa varias veces y tenemos bastante experiencia.

Antes de la mudanza

Organiza una reunión familiar y, si tienen la edad suficiente para entenderlo, discute los planes de mudanza con tus hijos. Cuando sea posible, involúcralos en la toma de decisiones.

Visita la nueva casa con los peques o enséñales fotos para ayudarles a familiarizarse con su nuevo hogar.

Cuéntales a los niños historias sobre mudanzas anteriores, especialmente las anécdotas divertidas.

Trata de no asumir demasiadas responsabilidades y no tengas miedo de pedir ayuda a amigos y familiares.

Tranquiliza a tus hijos sobre el cambio. Si la mudanza va a ser lejos, es buena idea celebrar una fiesta de “hasta pronto” para despedirse de sus amiguitos.

Empaquetando y despejando

Mudarse de casa es una gran oportunidad para deshacerse de cosas que no usamos. Una buena regla es que si no has usado algo durante el último año, lo tires.

Si tenéis que trasladar muebles, a nosotros nos funciona guardar los tornillos de cada mueble en bolsitas de congelar pequeñas y pegarlas con cinta al mueble en cuestión o ponerle una etiqueta para identificarlos después.

Guarda los objetos en cajas por habitaciones o estancias y marca claramente el contenido en los 4 costados. Esto parece una tontería pero si las letras quedan contra la pared, tendrás que mover todas las cajas para saber el contenido.

Deja que los niños decoren y escriban en las cajas de embalaje para indicar lo que hay en ellas. Es una forma de tenerlos entretenidos y hacerles partícipes.

Si los niños son muy pequeños y entorpecen el trabajo, es buena idea contratar una niñera y hacerlo mientras duermen.

Tips para mudarse en familia

Pide a los niños que guarden algunos de sus juguetes o cuentos favoritos en una mochila para poder seguir disfrutando de ellos mientras dura la mudanza.

Prepara una maleta con lo necesario para una semana. Así podrás ir desempaquetando cajas y organizando las cosas con más calma.

Ten localizada una caja aparte con lo primero que podáis necesitar al llegar: sábanas y toallas, papel higiénico, pañales y toallitas si hay un bebé y algunas cosas de aseo personal.

El día de la mudanza

Cambia el chip e imagina que os vais de excursión. Prepara una bolsa con bocadillos, agua y algunos tentempiés ya sea para el camino o para cuando lleguéis a la nueva vivienda.

Una vez en la casa nueva, comenzad montando la habitación de los niños para que puedan situarse y adaptarse cuanto antes.

Aunque esté todo patas arriba, intenta mantener sus rutinas lo máximo posible, créeme te evitará lloros y pataletas.

Y si la situación te sobrepasa, intenta mantener la calma, recuérdate este caos desorden solo durará unos días.

Espero que estos tips sobre cómo organizar una mudanza en familia te hayan ayudado.

Dejar una mensaje

A %d blogueros les gusta esto: