Cómo Pasear a tu hijo de forma segura

Los bebés necesitan aire fresco y luz, y necesitan salir. Un bebé sano puede salir a pasear todos los días, incluso en invierno, siempre y cuando la temperatura no sea demasiado fría y no haga demasiado viento.

Las primeras salidas deben ser relativamente cortas: de 20 a 30 minutos. Pueden alargarse gradualmente, siempre y cuando su bebé esté cómodo. Dado que los bebés a menudo experimentan molestias cuando se exponen al viento, asegúrate de la capota o plástico de lluvia del cochecito para protegerlo.

A los bebés no les gusta el clima caluroso del verano y deben mantenerse alejados del sol. Si hace mucho calor (25°C o más), vístelo con ropa corta y ligera.

Dicho esto, hoy voy a hablarte de las distintas maneras que tienes para salir a pasear de forma segura con un bebé:

En la silla de paseo o en el cochecito

Esta es la manera más común de pasear a un bebé, posiblemente la primera que te ha venido a la cabeza, verdad?

Hay muchos tipos de cochecitos y sillas de paseo para elegir. Los conjuntos de dos o tres piezas  son prácticos durante todo el año y las sillitas tipo paraguas son ligeras y más prácticas para el verano o para bebés más mayores. Sea cual sea tu modelo de carrito o silla de paseo, debes tener en cuenta varias cosas:

  • Abrocha siempre el arnés de seguridad y vigila de cerca a tu bebé.
  • Si bien es práctico colgar algunas bolsas de la compra en las asas de la silla de paseo o del cochecito, ten cuidado de no sobrecargarla,porqué puede provocar que se vuelque.
  • Recuerda accionar siempre el freno de seguridad cuando montes y saques al bebé.
  • Si tienes cinta de seguridad para la muñeca, úsala. Sobretodo en zonas con pendientes.
  • En verano, una buena capota o sombrilla son imprescindibles.

Mochilas porta bebé

A los bebés les gusta estar acurrucados junto a su mamá o papá, incluso cuando están dando un paseo. Los portabebés (mochilas, bandoleras, fulares…) son convenientes porqué el calor corporal y el movimiento al caminar pueden ayudar a que tu pequeño se duerma. Sin embargo, se deben tomar ciertas precauciones para evitar lesiones:

  • Lee las instrucciones del fabricante para asegurarte de que la mochila porta bebé es adecuada para tu talla y para la edad y el peso de tu bebé.
  • Elige un portabebés ergonómico, que respete la posición natural del bebé.
  • Sobretodo si es de segunda mano, comprueba que las costuras, las correas y los cierres estén bien asegurados.
  • Ajusta las correas para mantener la cabeza del bebé erguida y tus los hombros y espalda rectos.
  • Asegúrate de que la carita del bebé no esté cubierta por la ropa, una manta o los cierres del portabebés. También asegúrate de que su barbilla no esté apoyada contra su pecho.
  • Viste a tu bebé adecuadamente para el invierno, pero asegúrate de que su ropa no lo incomode. Las polainas o pijamitas con pies, no son recomendables para portear.
  • Sostén a tu bebé cuando te inclines o agaches.
  • Ten especial cuidado al subir y bajar escaleras.
  • No uses un portabebés durante actividades en las que puedas caerte, por ejemplo, ir en bicicleta o caminar por una acera helada. No hace falta decir, que tampoco es un sistema de retención para el coche.

En bicicleta

Cuando tu bebé esté listo para ir en una sillita de bicicleta o en un remolque, será otra forma divertida y agradable de pasear.

A partir del año aproximadamente, el bebé puede sentarse solo mientras lleva puesto un casco de ciclista. A esta edad los músculos del cuello son lo suficientemente fuertes para soportar su cabeza y el casco de la bicicleta, y su cabeza es lo suficientemente grande para que el casco le quede bien.

Para un paseo en bici sin incidentes:

  • Asegúrate de que tu hijo esté sentado correctamente en el asiento de la bicicleta o en el remolque con los arneses ajustadas adecuadamente. Debe estar sentado erguido, con los hombros y la cabeza bien apoyados.
  • El asiento de la bicicleta debe estar equipado con un reposacabezas y protectores de piernas para una máxima seguridad.
  • Comprueba la capacidad máxima de peso del asiento y asegúrate de que es compatible con tu bicicleta.
  • Si utilizas un remolque para bicicletas, instala la bandera de seguridad en la parte posterior para que sea más visible.
  • Asegúrate de leer las precauciones de seguridad recomendadas en la guía del usuario que viene con el asiento de la bicicleta o el remolque.
  • Nunca dejes a tu hijo solo en el asiento de la bicicleta, ya que podría volcarla y hacerse mucho daño.

Ahora ya estás lista para un paseo seguro con tu hijo ¡Buen fin de semana!

Dejar una mensaje

A %d blogueros les gusta esto: