Decorando la habitación infantil con Posterlounge + sorteo

Llevaba ya un tiempo queriendo volver a decorar la habitación de los niños para hacerles un huequito a los dos pequeños y ese momento por fin ha llegado.

Por si acabas de aterrizar por aquí, decirte que tengo cuatro hijos (tres niños y una niña) y solamente dos dormitorios en casa. ¡Sí, dos dormitorios para 6 personas!

Los mayores comparten dormitorio y los dos pequeños, por el momento, duermen con nosotros. Además, para aprovechar más el espacio, no hace mucho compramos una litera de tres plazas para cuando el tercero pase a su cama. De esta forma quedó un buen espacio libre que es el que he preparado para hacerles un espacio de juego y lectura a los pequeños. Además del rinconcito donde está el cambiador de la bebé y la cómoda con su ropa.

En mi cabeza, hacía mucho tiempo (años) que visualizaba lo que quería pero por H o por B (bueno, más bien por mudarnos demasiado a menudo), nunca lo había podido llevar a cabo. Ahora, a pesar de llevar un tiempo buscando una vivienda más amplia, decidí que sí o sí, los pequeños iban a tener su espacio. El pequeño, a menudo sube al dormitorio a jugar con los hermanos y necesitaba tener sus juegos y juguetes a mano.

Cuando estaba ya en proceso de comprar las cosas, me contactaron de Posterlounge y caí en la cuenta que en idea no había tenido en cuenta la decoración de las paredes. Por lo que su propuesta de colaboración no pudo llegar en mejor momento.

Decir que no conocía esta tienda pero solo con entrar me cautivó la gran selección de fotografías, pinturas e ilustraciones de artistas de todo el mundo que tienen. Además de que puedes elegir el formato en el que quieres que impriman la imagen seleccionada (póster, lienzo, madera, forex, aluminio Dibond y metacrilato) y el tamaño. De esta forma seguro que encuentras el cuadro perfecto para tus paredes y además, en el caso que aun permitiendo tanta personalización, te equivoques o no te guste como queda, tienes 30 días para devolverlo sin coste ¡porqué los envíos y devoluciones son gratuitos!

Bueno, no me enrollo más. ¡Vamos a lo que vamos!

Zona de juego y actividades

La mesa y las sillitas son el conjunto LÄTT de Ikea, que no llega a los 20 euros. Vale que no es nada del otro mundo, pero cumplen su función y con eso me basta.

El mueble juguetero también es de Ikea, de la serie TROFAST. Anteriormente tuvimos el blanco bajito pero es conglomerado y con el tiempo se fue estropeando y la lámina blanca se hinchó y desconchó. También tenía los rieles de plástico y se fueron dañando del peso de las cajas.

Así que como tocaba renovarlo, compré el de madera maciza pero esta vez el alto porqué me encajaba mejor en ese espacio. Y siempre se puede ampliar añadiendo otros módulos.

Para decorar la pared de esta zona, escogí el lienzo Good flight, little bear y el Teddy with balloon. Me parecieron de lo más simpáticos y una vez colocados, todavía me gustan más.

Zona de lectura

Aunque mis niños no son muy de libros (todo hay que decirlo), otro espacio que no podía faltar era una zona de lectura. Como buena maestra, yo les insto a leer, pero no es su pasatiempos favorito.

Tanto la estantería biblioteca como la alfombra en forma de nube son de Vertbaudet. La estantería me encanta, permite tener los cuentos a la vista y es muy accesible para los peques. En cuanto a la alfombra, es muy mullidita y suave y, según la etiqueta, se puede lavar con agua.

Para esta pared, opté por un Alfabeto ilustrado. En la web puedes encontrar alfabetos en varios idiomas, pero yo me decanté por el lienzo en alemán puesto que es su idioma de referencia en el ámbito escolar.

Zona del cambiador

Esta zona es la que llamamos el rinconcito de Aisha, porqué es el único espacio de la casa que los chicos me permitieron decorar con aire de bebé niña (entiéndase “con cosas ñoñas rosas”).

Como ya te habrás dado cuenta, soy muy fan de Ikea, y si me das a elegir a mi, no barajo otra opción. Por ello, tanto la cómoda, como el cambiador, como los estantes son de la firma sueca.

La cómoda es de la serie BRIMNES, y la compramos de segunda mano a mi querida Marta de Ataima cuando dejó Alemania. Los estantes son los EKBY VALTER en blanco y abedul; y el cambiador, el más básico que tienen, el modelo SNIGLAR de 25 euros y que es estupendo.

Puesto que es el espacio más dulce de la casa, los cuadros son también de los más tiernos que encontré en Posterlounge. El que hay sobre la cómoda es el Bunny friendship y el de la ratita el Loved mice. ¿Verdad que son requetebonitos?

Y con esto y un bizcocho…. ¡ui! ¡espera, espera! ¡que este post viene con sorpresa!

Si los cuadros te han gustado tanto como a mi, ¡estás de suerte! Estate atenta a mi perfil de Instagram porqué la próxima semana voy a lanzar un sorteo del póster o lienzo que quieras de todos los que hay en la tienda Posterlounge.es. Sí, sí, como lo lees, el premio lo elegirá la afortunada que gane el sorteo. ¿A qué mola?

Besitos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *