El “Meine Ruhe”

Por todos es sabido que los eEl-juego-del-silenciospañoles somos escandalosos por naturaleza. Nuestro volumen al hablar es alto y más si estamos en familia o con amigos. ¡No digamos si se trata de una fiesta!

Si tienes pensado venir por estas tierras, debes saber que en Alemania (el país del papeleo por excelencia) está todo regulado, incluso el silencio. Hay un concepto llamado “meine Ruhe” que vendría a traducirse como “mi paz” o “mi tranquilidad”, la traducción exacta no está clara.

En Spanien todos sabemos que a partir de las 22:00h no está permitido hacer jaleo excesivo (suele decirse que es a las 22:00h, pero creo que nadie realmente sabe la hora exacta). Todos lo hemos sufrido alguna juerga vecinal y al vecino escandaloso no le ha pasado nada. A menos que sea algo muy exagerado, nadie llama a la policía, te aguantas y punto.

Aquí las cosas funcionan distinta, los horarios si se los saben y no dudan en llamar a la policía o quejarse al Hausmeister (portero) para que te den un toque de alerta.

Los días laborales puede hacerse ruido normal de las 7:00 a las 20:00, con una pausa al mediodía desde las 13.00 a las 15:00. Sí, sí, ¡nos respetan la siesta!

Los domingos son día de silencio, no se puede poner la lavadora, cortar el césped, hacer demasiado jaleo en el jardín, reciclar botellas de vidrio en el contenedor…

El griterío de los niños no se considera ruido porqué forma parte del desarrollo natural, pero si comparamos el sonido de nuestros niños con los alemanes, el volumen cambia ¡y mucho! Así que habrá que estar constantemente avisándoles que bajen el volumen.

Suerte que nosotros vivimos en una casa y no tenemos vecinos pared con pared porqué Marwan y Adam están poco tiempo relajados jugando tranquilamente.

En verano, son muy comunes las barbacoas al sol. Si en el contrato d alquiler no pone lo contrario, se pueden hacer en el jardín o en la terraza si no molesta demasiado a los vecinos. Y si crees que puede causar molestias, es conveniente avisar a los vecinos con antelación.

La onda expansiva del “Meine Ruhe” del vecino entra hasta nuestra propia casa donde también se deben cumplir unos horarios. Por ejemplo, si necesitas ducharte pasadas las 22:00 debes saber que la ducha no puede durar más de 30 minutos.

Por la noche se puede tirar de la cisterna del váter, pues es una necesidad fisiológica, pero a los hombres se les recomienda orinar sentado porqué de pie, se hace más ruido.

Pero es que la cosa no queda aquí, dentro del reglamento del ruido se menciona también el ladrar de los perros, el canto de los gallos o pájaros de compañía y… ¡hasta el croar de las ranas!

Así que si te vienes con tu mascota, infórmate bien no vaya a caerte una multa.

mittagsruhe_web

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *