Embarazo en Alemania: Cuarta visita

La cuarta visita médica se realiza entre las semanas 19 y 22 del embarazo y es de las más importantes. Es en esta visita en la que nos realizan la ecografía morfológica.

Como en cada control, antes de pasar a la consulta del ginecólogo, nos hacen un análisis de orina, nos pesan y nos toman la tensión. En esta ocasión, además me tocaba la analítica de sangre del segundo trimestre.

En Alemania, hay dos modalidades de ecografía morfológica, la básica y la avanzada.

La primera es gratuita y, en teoría, se trata de una ecografía sencilla rutinaria. El doctor, como en el resto de ecografías, medirá al bebé, comprobará el latido cardíaco y  flujo sanguíneo del cordón y la posición de la placenta. Digo en teoría, porqué depende de cada ginecólogo que se extienda más o menos en esta ecografía, al igual que ocurre con si solamente se limita a las tres ecografías que pauta el protocolo o os hace más.

La avanzada es mucho más extensa, acostumbran a estar cerca de una hora y es de pago. En esta ecografía se comprueba que el corazón esté bien formado, tenga el tamaño correcto y funcione rítmicamente. Del mismo modo, el doctor mirará que la forma de la cabecita del bebé sea correcta y revisará el cerebro. También hará énfasis en la observación del estómago y de la vejiga urinaria, así como en el desarrollo del cuello, la espalda (columna) y la pared abdominal. Es habitual que también te hagan una ecografía en 3 o 4D, en la que verás perfectamente los rasgos de tu bebé.

Hay ginecólogos que no realizan la ecografía morfológica avanzada en su consulta y te derivan a un centro especializado.

Debido a que yo he optado por la básica, el coste de la avanzada no lo tengo claro. Según he leído en internet, cuesta unos 150€ pero es reembolsable por algunas Krankenkasse [seguros de salud].

Como he dicho, yo he optado por la básica porqué mi doctor realiza las comprobaciones de la avanzada sin coste adicional. No se extiende una hora, pero sí estuvimos 30 minutos. Comparado con España, es igual que la que me hicieron en los dos primeros embarazos en la seguridad social, por lo que es una ecografía completa.

El ginecólogo revisó los órganos con atención a la vez que me explicaba qué era cada uno. Como es habitual en sus ecografías, vimos a mi niña en 4D. Había estado todo el tiempo que estuve en la sala de espera moviéndose y al llegar a la ecografía se había dormido con una manita delante de la cara. El doctor movió un poco la tripa con el ecógrafo y se despertó. No le sentó muy bien porqué hacía pucheritos. La vi tan bonita… ¡qué ganas de achucharla!

Creo que no me he dejado nada, si tienes alguna duda puedes dejarme un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *