Prueba del estreptococo

Desde el último post sobre el seguimiento del embarazo, he tenido 3 visitas más. Fueron en la semana 33, 35 y 36; sí, a partir de la 35 ya son visitas semanales.

En las semanas 33 y 35 no hay nada que destacar, fueron visitas rutinarias como las anteriores.

Pero ya en la semana 36, os realizarán la prueba del estreptococo (B-Streptokokken). Si es tu primer embarazo, puede que te preguntes en qué consiste, te lo cuento a continuación.

¿qué es el estreptococo b?

El estreptococo del grupo B es una bacteria que reside en el intestino y en algunos casos puede estar presente también en la vagina. Si eso ocurre, existe el riesgo de contagiar al bebé en el momento del parto.

En Alemania, un 16% de las embarazadas son portadoras de la bacteria. En España, por ejemplo, el porcentaje es del 19,5% y en Estados Unidos del 25%, mientras que a nivel mundial la cifra es de 2 de cada 3 embarazadas.

No obstante, el porcentaje de transmisión a los bebés, es de un 1-2%.

¿Por qué y cuándo se realiza la prueba?

Mientras que el estreptococo B es inofensivo en adultos sanos, si se transmite al bebé puede ocasionarle infecciones graves e incluso la muerte.

Hacia el final del embarazo, entre las semanas 35 y 37, tu ginecólogo o matrona tomará una muestra  de la vagina y otra del ano que enviarán a analizar. Es un procedimiento indoloro y se realiza con un bastoncito similar al de los oídos. El resultado es válido durante unas cinco semanas, por lo que si tu parto se aproxima a las 42 semanas, es posible que te lo vuelvan a repetir.

¿Y si el resultado es positivo?

Si el resultado es positivo, ¡no te asustes! Cuando ingreses de parto, te administrarán antibiótico para evitar el contagio al bebé.

El antibiótico debe suministrarse cada cuatro horas hasta que nazca el bebé. Es importante que te pongan al menos las dos primeras para que sea efectivo, por lo que si sabes que eres portadora, es importante acudir al hospital cuando antes una vez inicies el trabajo de parto.

En mi caso, me han administrado el antibiótico dos veces ya que los tres niños se adelantaron. En el primer parto todavía no tenía los resultados anotados en mi cartilla de embarazada. Como tuvimos que ir a un hospital de otra ciudad, mientras contactaban con mi hospital para conocer el resultado, me administraron una primera dosis de antibiótico para prevenir puesto que había roto aguas y el riesgo de contagio es mayor. Como el resultado fue negativo, no me pusieron las siguientes dosis.

En el tercero, todavía no tenía la prueba hecha, me la iban a realizar al día siguiente. Por lo que, como la vez anterior, me lo administraron en cuanto ingresé. Esta vez también solamente recibí una dosis, pero porqué el parto fue muy rápido y para la segunda ya había nacido.

Si te ocurre como a mi, que no da tiempo a administrar la dosis completa, debes estar tranquila. Como he comentado más arriba, el riesgo de contagio y de desarrollar algún problema es muy bajo. Los médicos tomaran las medidas convenientes para prevenir cualquier afectación a tu bebé.

Los mayores riesgos de infección se relacionan con algunos factores como que el bebé sea prematuro, la bolsa de líquido amniótico lleve rota más de 18 horas, que tengas fiebre durante el parto o que hayas tenido un hijo anterior el cual se haya infectado.

Por otra parte, además de mediante el exudado, es posible detectar la bacteria en los análisis de orina rutinarios por lo que los médicos, ya estarán en pre alerta.

Espero haberte resuelto algunas dudas, ¡nos “vemos” en el siguiente post!

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *