Mari cocinillas: Pollo con crema de leche y almendras

Después de un tiempo sin traeros nueva receta, aquí está. Esta receta les encanta a los niños y, de momento, les ha gustado a todos los que la han probado. Además es muy sencilla de preparar.

Necesitamos:

  • Pechuga de pollo fileteada (cantidad según comensales)
  • Crema de leche o nata de cocinar.
  • 1 cebolla grande
  • 1 pastilla de caldo de pollo
  • Almendras picadas
  • Queso rallado
  • Especias al gusto

¡Allá vamos!

El primer paso es condimentar los filetes al gusto. Yo no les pongo sal porqué la pastilla de caldo ya tiene suficiente, únicamente le pongo un poco de paprika [pimentón dulce], pimienta y ajo en polvo.

Una vez sazonados hay que cocinar los filetes a la plancha hasta que estén doraditos y los reservamos.

En la misma sartén, tostamos un poco las almendras con un chorrito de aceite de oliva y también las reservamos.

Volvemos a poner todo el pollo en la sartén, cubrimos con agua y añadimos la cebolla cortada a juliana y la pastilla de caldo.

Dejamos que reduzca todo el agua a fuego medio-furte procurando remover de vez en cuando para que no se pegue.

Una vez que ya no quede agua solamente haya un poquito de salsa, lo pasamos al plato o fuente donde vayamos a servirlo.

Sin cambiar de sartén, echamos la crema de leche y añadimos un poquito de queso rallado. Removemos un poco para que no se pegue y una vez haya espesado, añadimos las almendras picadas y vertemos la salsa encima del pollo.

Ya tenemos el plato listo ¡No olvidéis el pan, que la salsita está rica, rica!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *