Mi plan de parto

El otro día os hablé del plan de parto en general y hoy os quiero contar como he hecho el mío.

Como os he contado en otras ocasiones, en Alemania son muy pro parto natural y solo usan medicación e instrumental si es médicamente necesario, por lo que en ese aspecto estoy muy tranquila. Pero para el parto de Aisha quiero llevar mi plan porqué a pesar de que el parto de Anuar fue muy respetado hubieron algunas cosas que no me gustaron.

He dividido el plan de parto en 3 apartados por lo que os voy a detallar mis preferencias en ese orden.

Antes de entrar en materia, he hecho una pequeña introducción para las matronas y el resto de personal que intervenga en la que les comento que en caso de que sea necesario, el plan de parto es modificable, pero a la vez les pido que me informen de las decisiones de deban tomar. También delego la toma de decisiones a mi marido en caso de que yo no esté en condiciones de hacerlo.

Durante el parto

En este apartado recojo mis deseos desde que ingrese en el hospital hasta que nazca la bebé.

El primer punto que comento es que en el parto solamente quiero que esté la matrona, mi marido y si es necesario, un médico.

Se trata de un hospital universitario y se que tener estudiantes en ese momento entorpecería el proceso porqué no estaría cómoda.

También solicito que no me pongan la vía intravenosa rutinaria al ingresar. Es algo que me incomoda bastante, de hecho estar pendiente de que no se me enganche o si me molesta es lo que más me ha agobiado en los partos. Poner una vía es un momento y si hay complicaciones, entre que te preparan para quirófano o para la anestesia, da tiempo a ponerla.

En otro punto expongo que no quiero que rompan la bolsa de liquido amniótico artificialmente o me hagan episotomía si no es estrictamente necesario. Así como que rechazo completamente la maniobra de Kristeller.

Además, aunque se que en el hospital donde nacerá Aisha es así, solicito libertad de movimiento, una pelota de pilates para el proceso de dilatación y dar a luz en la posición en la que me encuentre más cómoda. También que me permitan comer y beber durante esa parte del parto.

También he anotado que en caso de que lo considere necesario, quiero tener opción a ponerme la epidural. Mi deseo es tener un parto natural, el de Anuar lo disfruté mucho, pero como cada parto es distinto prefiero contemplar esa posibilidad.

Y una vez que el bebé haya nacido, pido un pinzamiento tardío del cordón umbilical, si es posible después del alumbramiento de la placenta, y que se ponga al bebé inmediatamente sobre mi pecho.

Esto fue una de las cosas que no me gustaron del nacimiento de Anuar. No estoy segura porqué estaba en estado de éxtasis por la hormonas, pero juraría que cortaron el cordón muy deprisa. Mi marido también cree que fue así. Además dejaron al bebé un buen rato sobre una mesa, enroscado en una toalla, mientras lloraba y eso me angustió mucho. Tampoco recuerdo si fue durante la expulsión de la placenta o en qué momento, ni si realmente fue mucho rato pero a mi se me hizo eterno.

Otra cosa que quiero recalcar es que deseo que se respeten los tiempos de expulsión de la placenta y que no se intervenga de forma manual ni con oxitocina a menos que haya complicaciones.

En el parto de Anuar me pusieron un chute de oxitocina sin avisar para agilizar la expulsión, cosa que no entiendo ya que en un parto natural tienes la oxitocina por las nubes y no es necesario.

Referente a la bebé, solicito que el test de Apgar se haga sobre mi pecho como hicieron en España con los dos mayores y que nos dejen intimidad y en tranquilidad un tiempo para crear los primeros vínculos con el bebé y establecer la lactancia.

Con Anuar, nos llevaron enseguida a la habitación y como son compartidas, no hay intimidad para el piel con piel ni tranquilidad ya que puede haber visitas, la tele, luces encendidas…

Y por último, en este punto solicito que si han de llevarse al bebé para algún cuidado urgente permitan que el papá lo acompañe.

en el caso de cesárea

Viendo ejemplos de planes de parto alemanes he visto que todos contemplan este apartado y parándome a pensar, es importante tener en cuenta que existe la posibilidad de que haya que hacer una cesárea.

Si se diese el caso de cesárea, solicito que mi marido esté presente durante la misma aunque creo que aquí en Alemania siempre es así.

Y que una vez nazca la bebé, se ponga sobre mi pecho para la unión piel con piel y si no es posible, lo haga el papá. Además que a mi me permitan estar con la bebé lo antes posible.

Del mismo modo que en el apartado anterior, pido que si han de llevársela a hacer alguna prueba o cuidado, esté mi marido presente.

DESPUÉS DEL NACIMIENTO

En Alemania el primer control que se hace al bebé recién nacido es el U1 y se realiza a las pocas horas de nacer. A Anuar se lo llevaron para dicho control muy pronto, no se exactamente cuanto rato llevábamos en la habitación pero fue muy poco. Así que solicito que se esperen al menos un par de horas y a qué haya hecho la primera toma de pecho.

Además que el papá o yo vaya con él, que no se lo lleven solo y que no lo bañen o limpien en exceso.

Para la estancia en el hospital, informo que quiero dar lactancia materna exclusiva y que no le den biberón o infusiones (sí, aquí son muy de dar infusiones a los bebés) ni le ofrezcan chupete.

Creo que no me he dejado nada, si alguien cree que me dejo algo que me lo deje en comentarios, todavía tengo algunas semanas para modificarlo.

Si te apetece leerlo detalladamente o quieres usarlo de modelo para el tuyo, puedes descargarlo aquí: plan de parto

¡Gracias por leerme!

 

Un comentario en “Mi plan de parto

  1. Roseta dijo:

    Hola Jennifer,

    me ha encantado leer esta entrada. Muchísimas gracias por compartir algo tan íntimo en tu blog. A mí, la verdad, todo lo que incluyes me parece bastante normal y evidente. Soy un poco inexperta en este tema, pero por rizar un poco el rizo y sin ánimos de ofender, me surje una pregunta, qué quizás tu también te plantees: ¿tu crees que aun pariendo en el mismo hospital que tu tercero, van a hacer ese par de cositas de manera distina solo porque esté por escrito? Por ejemplo, lo de no ponerte la vía, por supuesto, es al principio y seguro que sí lo respetan, peeero, si están acostumbrados a hacer las cosas “rápido y que entre la siguiente”, me mata la curiosidad: ¿esperarán más para cortar el cordón como deseas? ¿respetarán los tiempos de explusión de la placenta? ¿os dejarán más tiempo en la intimidad del piel con piel sin subiros a planta?

    Te deseo todo lo mejor en este día que ya teneis muy muy cerca! Que poquito os falta para tener en casa al tesoro de la familia, un abrazo!

    PD: y todo esto lo has redactado tu solita en Alemán? Qué nivel, Maribel! jeje Lo vas a compartir en algún momento para que podamos copiarlo un poquito las que vivimos por estos lares? Sería la caña! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *