Nuts for Gifts, una campaña para difundir el conocimiento de los frutos secos en todo el mundo

El mes pasado, la agencia Lewis & Carroll me contactó para invitarme a participar en una iniciativa internacional denominada Nuts for Gifts (frutos secos para regalos).

Se trata de una acción impulsada por INC (International Nut&Dry Fruit) y cuyo objetivo es fomentar el conocimiento de los frutos secos desde una perspectiva lúdica y diferente  a través de la colaboración de Bloggers y YouTubers de todo el mundo que quieran participar realizando un vídeo con una propuesta para regalar frutos secos y fruta deshidratada.

A mi, que me gustan las manualidades, enseguida me vinieron varias ideas a la cabeza y también me motivó que Lewis & Carroll, se comprometían a hacer un donativo de 10€ a UNICEF por cada Blogger que decida participar en esta acción. Así que no había mucho más que hablar, y acepté unirme a la campaña.

A los pocos días me llegó una caja con materiales que podía usar para mi propuesta y unas muestras de frutos secos.

A nosotros nos encantan los frutos secos, solemos comerlo a menudo ya sea en recetas de cocina o como acompañamiento, por ejemplo, al café de la tarde.

Todos sabemos que son muy saludables, lo que yo no sabía es que tienen tantos beneficios para nuestra salud. Además, gracias esta iniciativa he conocido alguno que desconocía y es que llegaron ¡16 variedades distintas!

beneficios y las propiedades de los frutos secos y la fruta deshidratada

Almendras: Las almendras tienen un alto contenido de fibra, vitamina E (25.63mg/100g), riboflavina y minerales: calcio (269mg/100g), hierro, magnesio, fósforo, potasio, zinc, cobre y manganeso. Las almendras son además una fuente de proteínas, tiamina, niacina y hierro.

Nuez de Brasil: Las nueces de Brasil contienen más selenio (1917mcg/100 g) que cualquier otro alimento. Un estudio científico del 2016 ha señalado que la ingesta de nuez de Brasil puede restablecer la deficiencia de selenio y puede tener efectos positivos en algunas funciones cognitivas en personas mayores con deterioro cognitivo leve. Otro estudio publicado en 2008 concluyó que la incorporación de alimentos ricos en selenio en la dieta podría evitar la necesidad de fortificación o suplementos para mejorar los niveles de selenio.

Anacardos: Los anacardos tienen un alto contenido de vitamina K y minerales como hierro, magnesio, fósforo, zinc, manganeso y cobre. También son fuente de fibra, tiamina, ácido pantoténico y minerales como potasio y selenio.

Avellanas: La avellana tiene un alto contenido de fibra, tiamina, vitamina B6, vitamina E (α-tocoferol) y minerales como potasio, hierro, magnesio, fósforo, cobre y manganeso. También es fuente de ácido pantoténico, zinc y vitamina K. Según un estudio publicado en 2016, las avellanas han sido asociadas a la prevención de enfermedades cardiovasculares debido a su composición rica en ácidos grasos, principalmente monoinsaturados.

Nueces: Una ingesta diaria de 30 g de nueces ayuda a mejorar la elasticidad de los vasos sanguíneos. Las nueces han sido objeto de estudio debido a su potencial efecto sobre la reducción en el riesgo de enfermedad cardiovascular. El consumo regular de nueces ha sido asociado con un menor riesgo de enfermedad coronaria, y con una disminución en los niveles de LDL o colesterol “malo” y en la presión sanguínea, dos de los principales factores de riesgo de enfermedad cardiovascular. Además, las nueces pueden mejorar la función endotelial, disminuir el estrés oxidativo y algunos marcadores de inflamación.

Cacahuetes: Los cacahuetes contienen nutrientes bioactivos beneficiosos para la función vascular. La suplementación con cacahuete alto oleico tiene el potencial de optimizar la función circulatoria en el cerebro y mejorar la función cognitiva, según un estudio publicado en 2016.

Dátiles: Los dátiles tienen un alto contenido de fibra y potasio, y son una fuente de cobre. Su elevado contenido en fibra (100 g de dátiles contienen 8 g de fibra aprox.) puede ayudar a nuestra salud digestiva y también a prevenir el estreñimiento.

Orejones: Los orejones tienen un alto contenido de fibra, potasio, cobre, vitamina A y vitamina E (α-tocoferol), y son una fuente de hierro y niacina.

Macadamia: Un estudio publicado en 2008 observó que el perfil de ácidos grasos único de la macadamia puede tener efectos beneficiosos en el colesterol y reducir, en consecuencia, el riesgo de enfermedad cardiovascular. Incluir macadamias en una dieta saludable para el corazón podría ayudar a reducir los factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular.

Pecana: La pecana es una de las mayores fuentes vegetales de antioxidantes polifenólicos totales.

Piñones: Los piñones tienen un alto contenido de tiamina, vitamina E y K, y minerales como hierro, magnesio, fósforo, zinc, cobre y manganeso. Son una fuente de fibra, potasio, niacina y riboflavina.

Pistachos: Un estudio publicado en el 2016 observó una asociación entre la ingesta de pistachos y la reducción en los niveles de colesterol en sangre, específicamente de LDL (el colesterol “malo”) y de triglicéridos. Además, una investigación reciente ha encontrado que la ingesta diaria de pistachos puede también mejorar algunos factores de riesgo cardiometabólico en adultos con diabetes tipo 2 bien controlada.

Arándano deshidratado: Un estudio publicado en 2016 ha investigado el papel del arándano en la modulación de la microbiota del intestino y en los factores de riesgo cardiometabólico. Se ha descubierto que los compuestos bioactivos del arándano contribuyen a los mecanismos que afectan la adhesión bacteriana, lo que puede subyacer los posibles beneficios clínicos en las infecciones del tracto gastrointestinal y urinario, así como en las acciones antiinflamatorias mediadas a través del microbioma del intestino.

Higo deshidratado: Los higos deshidratados tienen un alto contenido de fibra y potasio. También son fuente de vitamina K y minerales como el calcio, el magnesio, el cobre y el manganeso.

Ciruelas pasas: La investigación sobre las ciruelas pasas ha aumentado en la última década debido a su asociación con la salud ósea. Las ciruelas pasas se han relacionado con la prevención y reversión de la pérdida de la masa ósea, especialmente en mujeres posmenopáusicas. Las ciruelas pasas también pueden ayudar a controlar el estreñimiento, según un estudio publicado en el 2014.

Uvas pasas: Las pasas pueden reducir el riesgo de desarrollar diabetes o enfermedades cardiovasculares4 debido a que son un alimento con un índice glucémico de bajo a moderado (el índice glucémico indica el efecto del alimento en los niveles de azúcar en sangre). Además, pueden tener efectos beneficiosos sobre el riesgo cardiovascular7 al disminuir el colesterol LDL “malo”, y pueden reducir la sensación de hambre alterando las hormonas que influyen en la saciedad.

¿Conocías estos beneficios?

mi propuesta para regalar frutos secos

Para mi propuesta me enfoqué en la maternidad y se me ocurrió preparar unas bolsitas con frutos secos como detalle de Babyshower, bautizo o cumpleaños.

A continuación podéis ver unas fotos y el vídeo de como realizarlas. Las bolsitas sería conveniente coserlas pero es probable que no tengas o no sepas usar la máquina de coser.

En cuanto al vídeo… he hecho lo que he podido… está descuadrado pero creo que la idea se entiende.

¡Espero que os haya gustado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *