Sandalias de verano para bebé, respirar lo primero

Este año me siento una privilegiada, y es que, mientras que en muchos puntos de España estáis todavía con la chaquetilla y lloviendo a cantaros, por estas tierras hace semanas que llego el verano. El termómetro no baja de los 25-26 grados y la mayoría de días alcanzamos los 30 grados, por lo que es el momento de ponerme con la búsqueda de sandalias para estar fresquitos.

Desde que estamos en Alemania, no suelo comprarles sandalias porqué no se amortizan. El verano dura un suspiro y muchos días, a pesar del solazo, el tiempo se trunca y acaba lloviendo. Pero este verano es una excepción porqué ¡nos vamos a España!

Si eres asidua al blog o me sigues por las redes, ya debes saber que suelo comprar parte de ropa de la niña en España, sobretodo la de arreglar. Así que las sandalias no iban a ser menos. En mi búsqueda he topado con Conguitos, una marca española que fabrica calzado monísimo que yo misma lucí en mis pinreles de pequeña (aunque esto me lo ha chivado mi madre, yo no lo recordaba).

Sandalías de bebé – Conguitos

Sigue leyendo

Pisamonas: Calzado de calidad a buen precio y la importancia de elegir un buen zapato

En el blog tienes varios post con mis tips de ahorro familiar: en el carro de la compra, en la ropa, el consumo de agua y electricidad… y hoy vengo a hablar de calzado.

Anteriormente te conté que una buena forma de ahorro es pasar la ropa y demás artículos de unos hijos a otros o comprando de segunda mano. Pero hay dos cosas que no se deben adquirir de segunda mano, una son las sillas de coche y la otra el calzado. Las sillas de coche pueden heredarla de los hermanos si estamos seguros de que sigue cumpliendo su función y no ha caducado, pero los zapatos ni estando aparentemente nuevos deben pasar de unos pies a otros.

Esto es porqué cada persona tiene su tipo de pisada y, aunque a simple vista no se vea, esta se imprime en nuestros zapatos deformándolos para adaptarse a nuestro pie. Por lo que no es buena idea pasar los zapatos de un niño a otro (o entre adultos) y menos cuando todavía tienen el pie en desarrollo.

Recuerdo, que cuando era pequeña, tenía que ir bastantes veces a que me revisasen los pies y a hacerme plantillas nuevas. Por lo que me preocupa que los niños usen un buen calzado. Si quieres ahorrar, lo más fácil es comprar en una gran cadena de zapaterias, de esas que hacen los zapatos vete a saber donde. Aunque si lo piensas bien, probablemente los zapatos (sobretodo de los niños) te durarán poco y tendrás que comprar otros al poco tiempo ¿Dónde queda el ahorro?

Como ya te he dicho, con el calzado, no me la juego. Y ahí es donde aparece Pisamonas, una marca de calzado para niños (y no tan niños) fabricado en España, con materiales de calidad y lo mejor ¡A muy buen precio!. En Pisamonas encuentras zapatillas, menorquinas, inglesitos, merceditas, bailarinas, náuticos, alpargatas, pisacacas… vaya, calzado del de toda la vida para todo tipo de gustos y ocasiones. Sigue leyendo