Decorar huevos de pascua con niños

Por fin estamos de vacaciones, me encanta no depender de los horarios del colegio y poder disfrutar más del tiempo en familia aunque eso traiga también momentos de locura, pues quieras o no, a veces los niños se aburren.

Pero aquí, una que es previsora, se fue ayer a comprar material para hacer manualidades estos días de vacaciones y tenerlos entretenidos un rato. En Alemania suelen decorar las casas acorde con la estación del año o las festividades del momento, por lo que me uní a su tradición y me cargué de cosas para decorar huevos de pascua.

Siempre intento proponerles actividades que no les resulten demasiado complicadas para que el resultado sea bueno y no se desmotiven. Nunca me ha gustado que traigan la super manualidad del cole y que gran parte de la misma esté hecha por la maestra. Prefiero algo sencillo pero que les permita expresarse y plasmar su estilo.

Así que la idea de pintar huevos de verdad, entre lo difícil que es sacar el huevo de dentro y con lo frágiles que son, no era una opción y compré huevos de plástico (de colores y blancos) y muchas cosas de colores y con brillo para pegar.

A los niños les resulta muy fácil decorar con figuritas autoadhesivas de goma eva y yo me evito tener que pasarme tres días barriendo purpurina. Sigue leyendo

Como hacer una calabaza para Halloween

En Alemania no se les escapa ninguna celebración, se apuntan a todo y Halloween no iba a ser la excepción. Ya hace semanas que las tiendas están repletas de artículos de decoración, disfraces… Como faltan pocos días, hoy te cuento como tallar una calabaza.

Para tallar una calabaza de Halloween necesitas herramientas. Puedes utilizar los cuchillos que tengas en casa o comprar un kit especial para calabazas. Llevan distintos tipos de utensilios cortantes, una especia de pala para vaciar la calabaza y algunas plantillas para el diseño.

Las calabazas grandes, por lo general, son más fáciles de trabajar ya que se vacían con menos dificultad. Sin embargo, una composición con calabazas de distintos tamaños queda muy chulo. Por lo que me han dicho en la tienda, las calabazas más adecuadas son las Rocket, Early Harvest, Neon, Aspen y Howden.

Antes de comenzar a tallar, puedes pensar el diseño y hacer una plantilla en papel o dibujarlo directamente sobre la calabaza. Lo típico es hacer una cara enfadada o terrorífica, aun que también las hay sonrientes. Pero si lo prefieres puedes hacer cualquier otro motivo como un fantasma o murciélago.

¡Ahora sí que ya puedes comenzar! Lo primero a tallar es la parte superior para poder vaciar la calabaza. Es muy importante que hagas el corte oblicuo de modo que la parte interior sea más estrecha que la exterior, de lo contrario, la tapa se caerá dentro.

A medida que vas vaciando la calabaza, puedes ir separando la “carne” de las pipas para usarlas posteriormente. Con calabaza se pueden hacer muchas recetas, desde puré hasta pan o bizcocho.

Cuando ya esté completamente vacía, solamente quedará tallar el diseño y ya tendrás tu calabaza lista. Sigue leyendo

San Nikolaus: 6 de diciembre

sankt-nikolaus-und-knecht-ruprecht-foto-8886 (2)Hoy en Deutschland se celebra San Nikolaus, he tenido que buscar quien era porqué de buenas a primeras creía que era Papá Noel y no entendía porqué habían cambiado la fecha.

De hecho, no iba muy mal encaminada, ya que es el predecesor de Papá Noel. Este obispo reparte regalos y dulces entre los niños alemanes.

La leyenda de San Nikolaus se remonta a mitad del siglo III. Después de la muerte de su padre, San Nikolaus dejó toda su fortuna a los pobres e ingresó en un monasterio. Años después, lo nombraron obispo de Mira.

Se cuenta que un vecino de San Nikolaus se encontraba en tal pobreza que decidió obligar a sus tres hijas a prostituirse. Sin dinero no podía pagar la dote de ninguna de ellas. Para evitarlo, San Nikolaus cogió una bolsa con monedas de oro y por la noche la tiró por la chimenea de la casa de aquel hombre. Con el dinero, el vecino consiguió casar a sus hijas.

San Nikolaus falleció el 6 de diciembre del año 342. Según la tradición, esa noche  el obispo hace una visita a las casas de los niños. Los niños ponen los zapatos en la chimenea, y San Nikolaus les deja caramelos y chocolatinas.

323288927_8d8da57aeb Sigue leyendo